domingo, 18 de noviembre de 2012

Como conocí a mi chica (PARTE 2)



Carol estaba supersorprendida, con esa chica desconocida hablaba sin tapujos de cualquier cosa, y eso que Carol solía ser muy tímida, pero se encontraba muy cómoda. También le sorprendió que las dos de pequeñas hacían el mismo deporte: tenis, les gustaba la misma música, tenían el mismo concepto sobre las personas e incluso coincidieron en la ideología política.

¿No os pasa a veces que conocéis a alguien nuevo y queréis conocerlo aun más? Pues bien,  a Carol le pasaba eso, es mas estaba tan contenta conversando con Lucia que ya se había olvidado de que había quedado con sus amigas

-¿Y qué haces aquí en Madrid? – Lucia
-Pues he venido con mis amigas de visita, no hemos visto casi nada porque están todo el día de fiesta.– Carol
-¿Quieres que os acompañe mañana y os enseño sitios divertidos?- Lucia
-Vale, me parece genial, aunque esta noche saldremos de fiesta jajaja así que a lo mejor voy yo sola contigo porque soy la única que me despertaré. – Carol

Carol y Lucia compartieron números de móvil y correos, para quedar al día siguiente, al llegar a la estación de metro Pacifico se despidieron con unas sonrisas radiantes y dos besos.

Para Carol todo era muy extraño porque jamás le había dado su móvil a una desconocida cualquiera de la calle, pero Lucia le transmitía muchísima confianza y sentía que la conocía de toda la vida.

Esa noche Carol salió de fiesta, sus amigas la notaban rara, era porque estaba pensando en Lucia, sentía algo por dentro que no había sentido por ninguno de los chicos en los que solía fijarse, reía pensando en como sonreía y en la forma tan cariñosa con la que lo hablaba, pero claro eso sus amigas no lo sabían ni lo sospecharían, es mas, ahora como 9 meses después tampoco saben nada. Llegaron a la casa todas a las 5 a.m. y se fueron a dormir. Adivinad quien estaba en la mente de Carol en todo momento.

Amaneció y todas estaban sobadísimas y resacosas, y ninguna quería mover el culo de la cama ni del sofá  Carol se tenía muchas ganas de ver a Lucía así que la llamó y le dijo de quedar en el parque, Lucia pasaría a recogerla en coche. Carol le dijo a sus amigas que iría a ver a su tía  otra vez, que raro raro raro... pero con la resaca no pensaban mucho.

Carol se sentía supernerviosa, como si quedar con Lucia fuera como una cita.






Publicar un comentario