viernes, 5 de julio de 2013

Piscina. Parte 1


Lucia estaba trabajando de socorrista, yo fui a visitarla a su piscina, porque me aburría en casa, hacer una familia bollera en los Sims no es tan divertido como parece, drama, incendio, niños muertos... Obviamente en la piscina no podían saber que era su novia porque es su trabajo, así que llegué, la salude y me tumbé en frente suya a unos tres metros a tomar el sol. Eran como las 20:30, casi la hora de cerrar, osea que de tomar el sol poco, pero bueno, en bikini me puse.

Había poquita gente en la piscina, solo unos niños en el césped jugando a las cartas, así que Lucia realmente no tenía que vigilar mucho porque bañándose no había nadie, decidí provocarla desde la distancia, para que luego en casa me soltara toda su furia sexual.

Compartíamos miradas furtivas, empecé a acariciarme el torso, y le dije con la mirada a Lucia que estuviera atenta, que no quitara la vista de mi. Ella sentada en su silla de socorrista y yo tumbada en una toalla a 3 metros de ella. Me chupe los dedos de la mano derecha, muy despacio, el índice y el anular, y metí la manita por el bikini, hice varios círculos en mis pezones hasta que se pusieron duros, con lo cual resaltaban bastante por encima de lo que llevaba puesto. La cara de Lucia era de asombro, no podía creer que la inocente Carol, que le daba vergüenza hacer cosas en público, estaba autoacariciandose delante suya. Pero ahí no acaba la cosa..

Le sonreí mas picaramente aún, Lucia estaba inquieta, me acaricié los muslos muy despacio, los ojos de Lucia se clavaban en mis manos, rozando mi piel, pase mi mano por la parte de abajo de mi bikini, me estaba poniendo cachonda la situación, y note a través de el bikini que estaba un poco húmeda, pude notar mi clítoris palpitando suavemente.

Volví con mis manos a mi boca, y pasé la lengua entre el indice y el anular, y me acaricié la entrepierna  de nuevo, con mas ganas aun, por encima del bikini todavía. Lucia estaba poniéndose perrisima seguro, me veía como me tocaba y la provocaba; mientras ella solo admiraba la situación. Seguro que quería ser ella la que tocase.

Quedaban solo cinco minutitos para que Lucia cerrara y se pudiera ir a casa, los niños de las cartas se subieron a su casa. Solo quedábamos Lucia y yo. No pensaba hacer nada mas allá de lo permitido, pero si pensaba provocarla, hacer que chorreara y deseara poseerme y hacérmelo con todas sus ganas.

Me acerqué a Lucia, le metí los dedos en la boca, y hice que me los chupara con decisión, con toda su lengua empapándome los dedos, le sonreí, y volví a tumbarme. Estaba boca-arriba, puse mi mano en mi torso, y baje poco a poco, hasta retirarme el bikini hacia arriba, metiendo mi manita dentro, me toque muy despacio, los dedos chupados por Lucia se deslizaban suavemente por mi coño, tocando con la yema del dedo la entrada, ansiando masturbarme, pero dejándome con las ganas porque eso lo iba a hacer Lucia después en casa, follarme.

Seguí tocándome, provocandola lentamente, hasta que Lucia despertó de su atónito dandose cuenta que era hora de cerrar, y me dijo vamos a casa ya ya ya ya yaaaaaaa.




Publicar un comentario