sábado, 1 de diciembre de 2012

En la ducha con Carol y Lucia

7:30 de la tarde.
"Avión procedente de Londres va a efectuar su aterrizaje"


Pensando cada una en su cabecita:

- Que mona estará esperándome mi chica - Carol
- Dios, viene ya, que nervios - Lucia

Boom, Boom, Boom muy rápido, así latía el corazón de Carol y el de Lucia.

Salió Carol del avión y se dirigió al lugar donde Lucia le esperaba, cruzaron sus miradas y se fueron acercando hasta darse un abrazo muy muy fuerte, corriendo hacia la otra persona como se suele ver en las pelis.

Durante el abrazo y al oído de la otra:

- Te quiero - Carol
- Te amo - Lucia
- Te adoro - Carol
- Te he echado de menos - Lucia
- Pero si solo han sido 2 días - Carol
- Es mucho - Lucia
- Tienes razón - Carol (la abraza más fuerte aun, trayéndole hacia ella)


Se dirigieron hacia el coche para volver a casa.  Carol iba andando detrás de Lucia, esta abrió el coche y se dio la vuelta para mirar a Carol.


- Cariño, tu por la otra puerta - Lucia
- Espera, sigo nerviosa pero quiero hacer algo corazón - Carol
- ¿Y te vas a quedar con las ganas? Hazlo que tengas que hacer mi vida - Lucia


Carol apoyo suavemente a Lucia contra el coche y le dijo "Te he echado muchísimo de menos cariño, te necesito todos y cada uno de los días".

Carol cogió a Lucia de la cintura, Lucia estaba muymuymuy sonrojada, y Carol se acercó aun mas.


Labios con labios, a 0.1 centímetros respiración con respiración.

- ¿Sabes que tengo que hacer? - Carol
Lucia sonrió.


Sin decir ninguna palabra más cada una de las dos, comenzaron a besarse muy suavemente, haciendo un beso muy largo e intenso, donde pudieron sentirse mariposas subir y bajar.
Se pegaron aun más, Lucia apoyada en el coche, encajaron los cuerpos.  Torso con torso, cadera con cadera, pecho con pecho.




El beso paso a ser mas húmedo, cada una notaba la lengua de la otra, ansiosas, las lenguas también se habían echado de menos.

Para ellas no había nadie alrededor en ese parking de aeropuerto, solo ellas mismas y su beso, muy muy intenso, tan intenso, que la excitación subía y cada una noto como los pezones de la otra se le clavaban en el cuerpo al mismo instante.

En ese momento se separaron un poco, nerviosas, pero seguían agarradas.

- ¿Que te ha pasado? - Lucia
- ¿Que te ha pasado a ti? - Carol

Acabaron riéndose las dos de la situación, estaban excitadas y no podían negarlo.

Entraron en el coche, Lucia conducía, y Carol se sentó de copiloto.
Lucia cogió la mano de Carol, y la acarició cosa que a Carol la volvía loca y la mataba de amor y sentimientos.
Carol besó la mano de Lucia, se sonrieron y salieron hacia su casa.

Al llegar a la casa subieron, y Carol dejo las maletas y guardo las cosas con la ayuda de su chica.

- Me voy a duchar, que hacía calor en el avión y vengo cansadita - Carol
- Vale corazón - Lucia

Carol se metió en la ducha, Lucia sentía ganas de Carol, de su cuerpo de aquellas sensaciones que le producía, así que fue a la ducha, se desvistió y se metió dentro, sorprendiendo gratamente a Carol.


- ¡¡DIOOS!! ¿Que haces cariño? - Carol
- Terminar lo que empezamos en el parking - Lucia

Comenzaron a besarse con el agua cayendo, esta vez desnudas y ya de por si mojadas de agua.

- Sigues igual de bonita - Lucia
- Y tu estás preciosa - Carol

Carol estaba tan excitada como su novia.  Carol comenzó a acariciar los pechos de Lucia, suavemente, despacio, rozándole el pezón haciendo que Lucia disfrutara tanto que se le nublaba la vista.  La respiración de cada una se aceleraba, Lucia bajo sus manos, por el torso, se quedo quieta en el ombligo.

- Sigue cariño, baja sin miedo - Carol
- Espera - Lucia

Lucia subió sus manos, a la boca de Carol, esta chupó sus dedos, mirada con mirada, los dedos de Lucia entraban en la boca de Carol.  Tras eso, Lucia bajo rápidamente esa mano y notó que Carol estaba muy mojada.  La acarició haciéndole latir y sentir, y respirar aceleradamente.

- Hazme tuya como sueles hacerlo - Carol

Lucia comenzó a meter los dedos, apoyando a Carol en la pared de la ducha.  Estaban completamente mojadas, excitadas y con ganas de saciarse mutuamente
Los dedos entraban cada vez más fuerte y rápido, acelerando los gemidos de Carol.

- ¡¡Dios, sigue, más fuerte por dios fóllame!!
- Sí, sigo sigo, ábrete más, más.





Carol terminó, muriendo de placer y Lucia sacó su mano, se apoyo en Carol contra la pared descansando con el agua de la ducha cayendo sobre ellas.

Se acariciaban y compartieron algunas palabras bonitas.


- Tienes unos dedos mágicos - Carol
- No soy yo, eres tú la que es genial - Lucia
- No soy yo, eres tu - Carol
- Tu, tu, y tu - Lucia
- ¿Sabes que pasa si no lo aceptas no? - Carol
- Uhmmm sí (muy inocente), así que vale, acepto - Lucia

Carol comenzó a bajar al ritmo del agua, besando el cuerpo de Lucia, bajando lamiendo los pezones y absorbiendo, llegó al ombligo y se colocó de rodillas.
Con una mano cerró el tapón de la bañera.
Lucia estaba de pie y Carol de rodillas delante de ella, comenzó a besar el interior de los muslos de Lucia.  Paso la lengua levemente por la rajita, y besodo los labios de abajo por fuera muy suavemente.
Con los dedos abrió los labios menores de Lucia, y pasó la lengua por dentro, muy despacio, haciéndose de rogar, Lucia le suplicó que siguiera, lo que excito a Carol a seguir, a meter su lengua dentro, mojando todo con su saliva.
Pasando la lengua mordiendo y absorbiendo por cada uno de los rincones.  Dando besos comiendo desenfrenadamente.


Lucia seguía en la pared de pie abierta y Carol abajo comiendo, satisfaciendo a su novia.
Al terminar, Lucia bajó y se puso de rodillas, se sentaron en la bañera, que ya estaba llena de agua y se quedaron ahí, jugando a besarse.







Publicar un comentario